Página en Construcción

El contenido de esta página está siendo desarrollado por profesionales, en breve estará disponible

Rogamos disculpes las molestias, pero queremos ofrecer una información profesional y realmente relevante para que pueda ayudarte. Estamos trabajando para poder disponer de este contenido lo antes posible.No dudes en contactar con nosotros.

Tipos y Técnicas de Reconstrucción

¿QUÉ OPCIONES EXISTEN?

Tu cirujano plástico revisará tus antecedentes médicos y valorará tu situación actual, y te explicará qué opciones reconstructivas son las más adecuadas para ti. Es importante tener una entrevista tranquila y distendida con tu cirujano, consultando acerca de lo que puedes esperar. Conversa francamente y asegúrate de expresar cualquier inquietud y prioridad que tengas acerca de la reconstrucción. Tu cirujano te explicará: los límites, riesgos y beneficios de cada opción y con ello podréis concluir qué tipo de reconstrucción es óptima para ti.

Dependiendo del momento de realización: Reconstrucción Inmediata o Diferida

Habitualmente, la reconstrucción se puede realizar durante el mismo acto quirúrgico de la mastectomía, de forma que dependiendo del tipo de reconstrucción elegido: la paciente sale del quirófano totalmente reconstruida o al menos habiendo iniciado la primera parte del proceso reconstructivo. Esto se denomina: Reconstrucción Inmediata.

La principal ventaja de este procedimiento es el aspecto psicológico, pues el impacto de la mastectomía se minimiza. Por otra parte, se puede adecuar mejor el tamaño de la cicatriz y conservar más cantidad de piel del seno, lo cual se traduce en mejor resultado estético.

Por otra parte, la Reconstrucción Diferida: significa que se comienza la restauración del seno en una fecha posterior. Se indica cuando se considera la mejor opción para algunas mujeres. Puedes optar por retrasar la reconstrucción si:

• No quieres considerar la reconstrucción mientras sobrellevas el tratamiento del cáncer. Con lo cual, se opta por esperar hasta después de la cirugía del cáncer de seno para decidir si te sometes a una reconstrucción.

• Presentas otros problemas de salud. Puede que por una u otra razón, tu cirujano sugiera que esperes, especialmente si fumas o tienes otros problemas asociados. Con el propósito de lograr una mejor recuperación, es mejor dejar de fumar al menos de dos a tres meses antes de llevar a cabo la cirugía reconstructiva.

• Necesitas Radioterapia: En general, los cirujanos plásticos desaconsejan la reconstrucción inmediata si las pacientes necesitan Radioterapia después de la cirugía. La radiación puede causar complicaciones después de la cirugía, tal como demora en la recuperación y cicatrización de la herida, necrosis tisulares y contracturas capsulares. Esto reduce las probabilidades de buenos resultados. Las cirugías de reconstrucción con colgajo (utilizando otros tejidos del cuerpo para crear un nuevo seno) a menudo se retrasan hasta después de la radiación.

TÉCNICAS DE RECONSTRUCCIÓN MAMARIA

Existen diversos tipos de cirugía reconstructiva. El proceso de reconstrucción implica, en ocasiones, más de una operación, y un largo recorrido.

Tómate el tiempo suficiente para asimilar toda la información y confía en tu cirujano plástico para tomar la mejor decisión. Debes iniciar el proceso reconstructivo sólo después de estar totalmente informada.

Se pueden realizar varios tipos principales de operaciones para reconstruir la forma de tu seno o senos:

• Implantes mamarios (utilizando prótesis de silicona o de suero salino)

• Procedimientos de tejido autólogo (con los tejidos de tu propio cuerpo).

• Implante protésico más tejido. A veces se emplea una combinación de un procedimiento de implante y de tejido (injertos grasos y/o colgajo) para obtener el mejor resultado.

Además, se pueden hacer procedimientos para la reconstrucción del pezón y la areola para ayudar a que la mama reconstruida se asemeje más al seno original, y la paciente se sienta mejor con sus nuevos senos.

RECONSTRUCCIÓN MAMARIA CON PRÓTESIS

Este tipo de reconstrucción: si se dan las condiciones determinadas (cantidad de tejido, localización de tumor…) se puede hacer directamente tras la mastectomía en quirófano (prótesis directa). También se puede hacer en dos pasos: primero implante de expansor de tejido y posteriormente la prótesis definitiva.

¿Qué tipos de implantes se usan en la reconstrucción de los senos?

Para la cirugía de reconstrucción se usan el mismo tipo de prótesis que en cirugía estética.

Los implantes están hechos de una cubierta externa de silicona flexible, que puede contener:

Solución salina:

Estos implantes están rellenos de suero salino esterilizado. Estos tipos de implantes se han utilizado con frecuencia por su inocuidad, aunque actualmente ha decaído su uso.

Gel cohesivo de silicona:

Los implantes de gel cohesivo son un tipo de implante de silicona más nuevo y más grueso.

Se denominan cohesivos o implantes de forma estable porque mantienen su forma incluso si la cubierta se abre o rompe.

Cualquier tipo de implante puede necesitar ser reemplazado en algún momento si tiene fugas o roturas. Envejecen como cualquier otro objeto.

En el pasado, se han planteado preocupaciones acerca de los posibles problemas de salud a causa de los implantes llenos de silicona que se rompen. No obstante, la mayoría de los estudios recientes indican que los implantes de silicona no aumentan el riesgo de problemas de salud, y han sido aprobados para su uso por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) desde 2006.

¿Cómo se realizan los procedimientos de implante?

La cirugía de reconstrucción del seno se puede hacer de diferentes maneras:

Reconstrucción inmediata en una etapa, (también llamada reconstrucción directa):

SI se dan las condiciones adecuadas: la prótesis de silicona se coloca al mismo tiempo que se realiza la mastectomía. Tras la mastectomía , un cirujano plástico coloca un implante de seno. El implante es habitualmente colocado debajo del músculo en tu pecho.

Reconstrucción inmediata en dos etapas:

Si no es posible colocar una prótesis directa, tras la mastectomía se coloca un expansor de tejido a corto plazo para hacer un espacio adecuado que albergue la prótesis definitiva en un segundo tiempo. Se precisan dos cirugías.

El expansor es una bolsa similar a un globo que se expande lentamente hasta el tamaño deseado para permitir que la piel se estire. Esta técnica se utiliza cuando el cirujano plástico cree que los colgajos cutáneos de la mastectomía no son lo suficientemente sanos como para cubrir de forma segura un implante de tamaño completo.

A través de una válvula metálica colocada debajo de la piel, el cirujano inyecta una solución de suero salino a intervalos regulares para llenar el expansor por un periodo de alrededor de 2 a 3 meses. Después que la piel sobre el área del seno se ha estirado lo suficiente, se hace una segunda operación para retirar el expansor y colocar el implante permanente.

Habla de las posibles complicaciones asociadas con tu cirujano, como infecciones, roturas de prótesis, tejido cicatrizal… aunque la mayoría de estos problemas se pueden corregir con cirugía y son reversibles.

RECONSTRUCCIÓN MAMARIA USANDO TU PROPIO TEJIDO

El tejido que se usa para un procedimiento de colgajo proviene de cualquier otra parte de tu cuerpo, como tu barriga o la espalda. Ha de ser de la misma persona y se considera un transplante de tejido (autólogo).

Puede ser en forma de colgajo ( tejido vascularizado compuesto por diferentes tejidos: músculo, grasa y piel) o sólo grasa (injerto graso- no vascularizado-).

En general, los colgajos requieren más tiempo quirúrgico y suponen una recuperación más prolongada que los procedimientos con implantes protésicos exclusivos. Pero cuando funcionan bien, éstos parecen más naturales y se comportan como el resto de tu cuerpo. Por ejemplo, pueden aumentar o disminuir de tamaño a medida que pierdes o ganas peso.

Si bien los colgajos de tejido a menudo se usan solo para reconstruir los senos, algunos procedimientos de colgajo se pueden usar junto con un implante de seno.

Estas operaciones dejan dos zonas quirúrgicas y cicatrices en ambas: una en el lugar de donde se extrajo el tejido (sitio donante) y la otra en el área de la mama reconstruida.

Las cicatrices comienzan a desaparecer con el transcurso del tiempo y pueden quedar muy disimuladas.

Debido a que se necesitan vasos sanguíneos sanos para el suministro sanguíneo del tejido, los procedimientos que implican tejidos pueden causar más problemas en las mujeres que fuman y en las mujeres que presentan diabetes no controlada, enfermedad vascular (circulación pobre) o enfermedades del tejido conectivo.

Tipos de procedimientos de colgajo de tejido

Los tipos más comunes de colgajo de tejido son:

• Colgajo TRAM (músculo recto abdominal transverso): actualmente en desuso pues implica el sacrificio de un músculo muy útil.

• Colgajo de Músculo Dorsal Ancho. Se utiliza el tejido de la parte superior de la espalda.

Otros procediemientos precisan técnicas de microcirugía y un equipo quirúrgico adecuado:

• Colgajo DIEP (perforador epigástrico inferior profundo), los cuales usan tejido del abdomen (barriga).

• Colgajo con tejido de los glúteos (GAP- Gluteal Artery Perforator Flap) o los muslos (TUG- transverse upper gracilis flap) , entre otros.

Transplantes de tejido graso

Se puede inyectar tejido graso de la propia paciente para revitalizar zona irradiadas y disminuir las complicaciones postquirúrgicas.

Así mismo, se puede inyectar en los colgajos de tejido para aumentar el volumen y no utilizar implantes protésicos.

RECONSTRUCCIÓN DE PEZÓN Y AREOLA

Cuando se trata el cáncer de mama mediante una mastectomía, el pezón normalmente se extirpa junto con el resto del seno. Algunas mujeres podrían someterse a una mastectomía conservadora del pezón, donde el pezón se deja en su lugar.

Las reconstrucciones del pezón y de la areola son usualmente la fase final de la reconstrucción del seno. Ésta es otra cirugía que se realiza para lograr que el seno reconstruido se asemeje más al seno original. Se puede realizar como un procedimiento ambulatorio. Por lo general, esta reconstrucción se hace unos meses después de que se haya operado definitivamente el nuevo seno y haya adquirido su forma y lugar definitivo. El tejido que se usa para reconstruir el pezón y la areola proviene del seno recién creado o, con menor frecuencia, de otra parte del cuerpo. Si una mujer desea tener el mismo color del pezón y de la areola del otro seno, puede hacerse un tatuaje pocos meses después de la cirugía. Algunas mujeres optan por solo tener el tatuaje, sin la reconstrucción del pezón y la areola. Actualmente se realizan tatuajes de pezón y areola con efecto visual tridimensional que recrean al máximo este área.