preguntas frecuentes
tengo cáncer hereditario
tu implicación es vital

Preguntas Frecuentes

Tengo cáncer¿me voy a morir?

Actualmente cáncer no es sinónimo de muerte, aunque mucha gente aún lo cree, por desinformación o por alguna experiencia cercana que ha tenido un desenlace fatal. Seguramente tu médico ya te ha explicado cómo es tu tumor, en qué estadio está y que alcance tiene la enfermedad, y con todo ello habrá trazado un plan de tratamiento. Debes pensar de que el hecho de que haya un tratamiento para ti ya es bueno, porque tienes algo qué hacer para curarte. Y ahí es donde debes enfocar tu energía.

¿Qué pasará ahora? ¿Me darán quimioterapia? ¿Me operarán?

Dependiendo del tamaño y la naturaleza de tu tumor, de la afectación o no ganglionar y de tu historial clínico, será tu oncólogo junto con tu cirujano quién decidirá si es necesario o no hacer quimioterapia, si empiezas el tratamiento de quimioterapia antes o después de la cirugía ya sea de mama o de ovario. Si es de mama y es necesario una mastectomía, también te indicarán si te hacen reconstrucción inmediata o después de un tiempo. Y valorarán también si necesitas o no radioterapia. En cualquier caso debes pensar que estás en las mejores manos, manos de profesionales que tomarán las mejores decisiones para ti y para tu curación. No debes compararte con otras pacientes y pensar por qué a una persona le hacen una cosa y a ti otra, o viceversa, cada paciente es único.

¿Qué es la quimioterapia?

La quimioterapia es un tratamiento médico compuesto por fármacos que tienen la misión de destruir todas las células cancerosas, tanto las locales del tumor, como cualquier otra célula que se haya podido escapar al resto de tu organismo. Este tratamiento se administra generalmente por vía intravenosa aunque también existe la quimioterapia en pastillas.

¿Qué efectos secundarios tiene la quimioterapia? ¿Qué sentiré?¿Me quedaré calva?¿Vomitaré?

Paralelamente a la destrucción de las células malignas que provoca la quimioterapia, también se destruyen otras células del organismo que no son cancerígenas, como las de los folículos capilares, uñas, boca, tubo digestivo y médula ósea. Por ello es muy normal que perdamos el cabello, se nos debiliten las uñas, puedan salirnos algunas pequeñas llagas en la boca, tengamos pesadez o malestar estomacal y tengamos las defensas bajitas. No por ello, significa que deba ser todo terrible, los avances en el tratamiento y en la medicación protectora hará que todos estos síntomas sean muy controlables y llevaderos de manera que casi podrás hacer vida normal. No obstante recuerda siempre hablar con tu oncólogo e ir diciéndole como te encuentras, ya que él será el responsable de paliar en la medida de lo posible todos estos pequeños inconvenientes.

¿Me volverá a salir el pelo?

El tiempo que tarda en volver a crecer el cabello en toda la cabeza varía según cada persona, pero habitualmente sucede lo siguiente: – De dos a tres semanas después de que termina la quimioterapia, aparece una pelusa suave. – Un mes después, el cabello real comienza a crecer a su ritmo normal. – Dos meses después, crecerá hasta unos 2,5 cm de cabello.

¿Podré trabajar? ¿Podré conducir?

Durante el tratamiento puedes conducir perfectamente y puedes o no trabajar. Depende del tipo de trabajo que tengas y de cómo te encuentres. Si decides continuar con tu actividad laboral porque no implica sobre esfuerzo físico sino más bien intelectual, intenta planificar tus días de tratamiento para el jueves o viernes por la tarde, para poder descansar el fin de semana antes de volver al trabajo. No obstante, conforme vas recibiendo un ciclo más de tratamiento, puedes ir encontrándote más fatigada, con lo que estar de baja laboral te puede permitir, hacer una vida relativamente normal, cuidándote y descansando cada vez que lo necesites.

¿Cómo puedo hacer mi vida sexual durante todo el proceso?

Durante el tiempo que dura el tratamiento, puedes mantener relaciones sexuales con normalidad, pero es importante usar anticonceptivos para evitar el embarazo. Puedes encontrarte con pequeños inconvenientes como sequedad vaginal, o coito doloroso, si es el caso, habla con tu médico para buscar soluciones. Por otro lado a veces, puedes encontrarte con inapetencia sexual o imposibilidad de llegar al orgasmo, en este caso te decimos algunas herramientas para solucionarlo: como relajarte, tomarte tu tiempo, tener buena comunicación con tu pareja, usar un vibrador para estimular, tener una fantasía sexual mientras mantienes relaciones, etc…si aún y así sigues teniendo estos problemas, no dudes en contactar con un psicoóncologo o un sexólogo que seguro te ayudarán.

¿Y la radioterapia qué es? ¿Duele?

La radioterapia es un tratamiento que se utiliza para destruir localmente un tumor, se aplican rayos x de alta energía para destruir las células cancerosas. Tu médico te indicará cuándo y cómo harás la radioterapia, y si es necesario o no. Te tumbarán y te aplicarán los rayos durante varios minutos, es un procedimiento indoloro.

¿Qué efectos secundarios tiene la radioterapia?

Los efectos secundarios pueden incluir la irritación de los senos y la piel, así como cambios en el color de la piel, e hinchazón debido a la acumulación de líquido en el área tratada. Estos efectos secundarios probablemente desaparezcan en uno a dos meses después de que termines la radioterapia.

¿Qué es un cáncer hormonal?

Las hormonas son las encargadas del desarrollo y de las modificaciones que la mama sufre en los distintos periodos de la vida (pubertad, embarazo, lactancia y menopausia). Algunos tumores malignos de la mama son estimulados por estas hormonas por lo que su crecimiento y desarrollo está directamente influido por ellas. Es en estos casos cuando hablamos de cáncer hormonal.

¿Qué es un estudio genético?

Seguramente si estás consultando esta página ya te deben haber hecho el estudio genético, o te lo van a hacer. A groso modo es tan sencillo como una analítica que determinará si tienes una alteración genética en concreto en dos genes que están implicados en el cáncer de mama y de ovario. Estos genes son BRCA1 BRCA2, cualquier duda que te plantees sobre este estudio no dudes en hablar con tu oncólogo.

¿Debo decirle a toda mi familia que mi cáncer es genético?

Cuando se detecta una mutación patogénica, los familiares de primer grado (hermanos/as, hijos/as y padres) tienen un 50% de probabilidades de ser también portadores de la misma mutación. Analizando el árbol familiar, hay que valorar qué otros familiares de segundo o tercer grado también pueden tener probabilidades de ser portadores de la mutación, y por lo tanto hay que informarles del resultado del estudio. Tanto hombres como mujeres pueden ser portadores de mutación en los genes BRCA1 y BRCA2, y por lo tanto pueden trasmitir la mutación a su descendencia. Aunque el riesgo de desarrollar un cáncer sea muy inferior en varones portadores de mutación en BRCA1 y BRCA2, también pueden trasmitir la mutación a su descendencia. Tu médico y/o asesor genético te informará de quienes son las personas de tu familia a quien es importante que comuniques el resultado del estudio genético.

¿Debo hacerme una mastectomía bilateral?

Si tienes cáncer de mama y sabes que es genético, se te aplicará un procedimiento concreto, dependiendo del tamaño de tumor, de tu estado general y de tu historial clínico, consulta y habla con tus médicos, (cirujano, oncólogo, plástico) y entre todos se decidirá si te debes hacer una mastectomía y después tratamiento, si te dan tratamiento y después se te hace la cirugía, si una vez en quirófano se te practica una mastectomía preventiva en la mama contralateral, si debes hacerte reconstrucción inmediata o diferida, etc… Recuerda que cada paciente es único, por lo que es importantísimo tu comunicación con tu equipo médico.

¿Debo quitarme los ovarios?

Si tienes cáncer de mama, lo más importante ahora mismo es solucionar el tema. Hacer tu tratamiento correspondiente y la o las cirugías que sean necesarias en tus mamas. Una vez pasado todo este periodo de enfermedad y recuperación, al saber que tienes una mutación genética, sí es recomendable si ya has satisfecho la necesidad de ser madre, extirpar ovarios y trompas, pues de esta manera reducirás tu riesgo enormemente. Y si tienes cáncer de ovarios, seguramente aparte del tratamiento que necesites se te recomendará la extirpación de los ovarios y de las trompas.

Después de la mastectomía ¿qué tipos de reconstrucción mamaria existen?

Se pueden realizar varios tipos principales de operaciones para reconstruir la forma de tu seno o senos: • Implantes mamarios (utilizando prótesis de silicona o de suero salino) • Procedimientos de tejido autólogo (con los tejidos de su propio cuerpo). • Implante protésico más tejido. A veces se emplea una combinación de un procedimiento de implante y de tejido (injertos grasos y/o colgajo) para obtener el mejor resultado. Además, se pueden hacer procedimientos para la reconstrucción del pezón y la areola para ayudar a que la mama reconstruida se asemeje más al seno original.

¿Podré ser madre después de superar el cáncer de mama?

Muchas mujeres pueden ser madres después del tratamiento del cáncer de mama. Sin embargo algunos tratamientos pueden hacer más difícil quedar embarazada. Debes hablar con tu médico de la fertilidad antes de comenzar el tratamiento para ver posibles opciones.

¿Y después de un cáncer de ovario?

Si te han detectado cáncer de ovario, dependiendo de tu situación en concreto, deberás consultar con tu médico las diversas opciones que tienes para poder tener hijos en un futuro. Actualmente hay muchas mujeres que han padecido cáncer de ovario y han podido cumplir su sueño de ser madres.

¿Si me quedo embarazada aumento mi riesgo de volver a tener cáncer de mama?

Muchos tipos de cáncer de mama son sensibles al estrógeno. Por lo tanto, hay una inquietud en cuanto a que los niveles hormonales elevados que surgen como resultado del embarazo podrían aumentar la probabilidad de que el cáncer regrese en una mujer que ha padecido cáncer de mama. El periodo de tiempo de espera para quedarte embarazada, después de que todo el tratamiento haya finalizado, no está claro. Consulta con tu oncólogo porque tu decisión debe basarse en muchos factores, incluyendo tu edad, deseo de más embarazos, tipo de cáncer de mama y el riesgo de que el cáncer regrese temprano.

¿Qué riesgos tienen mis hijos de tener mi misma mutación?

Los hijos de una persona (no importa que sea varón o hembra) que sea portadora de una mutación en los genes BRCA1 o BRCA2 tienen un 50% de probabilidades de ser portadores de la misma mutación genética. Si estás en edad reproductiva, y te planteas tener hijos te puede interesar ver el apartado de “Opciones para la reproducción”.

¿Después de quitarme los ovarios seré menopáusica?

Después de la exéresis de trompas y ovarios, mujeres que antes de la cirugía todavía tenían menstruación, experimentarán una menopausia súbita. Muchas mujeres pueden tener sintomatología de menopausia que incluye síntomas vasomotores, sofocos, disminución de la libido y sequedad vaginal. Se pueden recomendar lubricantes vaginales tópicos, pero si tienes antecedentes de un cáncer de mama debes tener precaución y evitar los tratamientos tópicos vaginales que contienen estrógenos dado que el grado de absorción sistémica es variable. Habla con tu médico responsable si en tu caso no existe contraindicación para un tratamiento hormonal sustitutivo oral a dosis bajas y durante un período corto de tiempo . Actualmente no se recomienda tratamiento hormonal sustitutivo en mujeres con un diagnóstico previo de cáncer de mama (independientemente del estado de los receptores hormonales) Ver más información en apartado de menopausia.