¿y ahora qué?
tengo cáncer hereditario
tu implicación es vital

¿ Y Ahora Qué ?

tengo cáncer hereditario

 

Pues ahora vamos a darte toda la información que quizás necesitas, y si con ella sigues teniendo preguntas, que seguro será así, no dudes en contactar con nosotros en el apartado de contacta, de enviarnos tu consulta, de preguntar todo lo que quieras, o simplemente de explicarnos cómo te sientes. Desde AMOH queremos que sepas que NO ESTÁS SOLA.

Cuando eres diagnosticada de cáncer de mama o de ovario, la prioridad médica, familiar y sobre todo la tuya es la de ponernos manos a la obra para CURARNOS, eso es lo más importante ahora.

Seguramente tu oncólogo ya te ha explicado cómo procederá en tu caso, qué pasos seguir y en que orden, dependiendo de un conjunto de características que no son ni mejores ni peores, simplemente son las tuyas.

No hay enfermedades sino enfermos, así que ya sea cirugía, quimioterapia o radioterapia, debes afrontarlo sabiendo de antemano que actualmente hay tasas altas de curación, que se ha avanzado muchísimo tanto en los tratamientos como en las cirugías, y más que avanzaremos!

Una vez recibida la noticia te llenas de una gran angustia e incertidumbre: ¿qué va a ser de mí y de los míos ahora? Porque estamos ante una enfermedad que lleva consigo una gran carga emocional y no solo para ti. El estrés de este proceso afecta e implica a todas las personas de tu entorno que además de sentimientos parecidos a los tuyos tienen el añadido de no saber cómo actuar ante ti, la protagonista.

Por ello puede que percibas sobreprotección, preocupación desmesurada, sensación de sentirte vigilada, agobiada, contemplada, adorada y un sin fin de cosas que puedan llegar a incomodarte, o a hacerte sentir vulnerable.

O bien, puedes percibir, indiferencia, como si no pasara nada e incluso alegría excesiva, y esto también puede llegar a molestarte o enfadarte. Porque en algunos momentos desearás un reconocimiento de tu situación real y en otros desearás naturalidad para normalizar tu vida con la enfermedad.

En todo caso, solo cuando pases por las fases que te lleven a aceptar tu situación actual, será cuando te sentirás con fuerzas, ánimo y ganas para involucrarte en tu enfermedad y en la curación de ésta. Y será cuando todos los adjetivos anteriores se conviertan en uno solo, el amor que todos tus seres queridos te tienen.

Además de tener cáncer, ya sea de mama o de ovario, puede que te digan que es hereditario, o puede que ya supieras de tu alteración genética pero creyeras que nunca te iba a pasar.

Ahora tienes al causante de tu enfermedad, no tiene cabida la culpabilidad de nada de lo que hayas hecho ya que naciste con una predisposición a padecer el tipo de cáncer que tienes. Por ello esta información es tremendamente importante y relevante para ti y para tu familia. Saberlo te ayudará más adelante, junto con tu médico de consejo genético, a planificar cómo afrontar un positivo en la mutación genética y qué decisiones se pueden tomar para evitar en un futuro posibles recaídas o un segundo cáncer. Aunque como hemos dicho anteriormente, esto será una vez pasada la enfermedad.

Ahora es el momento de centrarnos en este proceso y desde AMOH queremos acompañarte en tu camino, para que sea mucho más fácil, para que no veas enormes montañas sino pequeños baches, para que aprendas a bailar bajo la lluvia desdramatizando el proceso, para que asumas que la enfermedad puede suponer un cambio en tu vida sin que ello suponga necesariamente una mala experiencia sinó que puedas salir reforzada de la misma y sobre todo para que puedas seguir manteniendo tus ilusiones y proyectos!